10 hierbas que puedes plantar en tu casa y los beneficios de tomarlas

hierbas medicinales

¿Por qué hay tanto post dando vuelta sobre los huertos urbanos? Que si no es en el patio, será en la terraza y si no, hasta colgados de la ventana. Para quienes han hecho la prueba, saben que el asunto va más allá de lo estético, y no se trata de ponerse esotéricos, sino simplemente abrazarse a los hechos empíricos: Lo natural tiene un sabor distinto a lo envasado y -agárrense bien de la silla que esta sí que es primicia-, tiene un mejor sabor.

En el caso de las hierbas, tenerlas en casa hace que uno se vaya a la segura. Si se compra el envase, al venir molidas, pueden ser perfectamente palitos de la planta y no la hoja, la raíz o la flor, que es lo que contiene la mayoría de las propiedades. Eso sí, es trabajo.

Hay que tenerlas frescas, podarlas a menudo para que así conserven su aroma y sabor, ya que si se marchitan, ni lo estético ni lo benefactor nos queda. Para que esto no pase, existe un truco llamado «tintura madre», que consiste en macerar la planta para conservar sus propiedades en alcohol etílico. Es sencillo pero son varias las instrucciones así que les dejamos un video tutorial

Menta

El mentol tiene propiedades como antiséptico natural de tipo intestinal y anestésico, ayuda a eliminar el mal aliento. Evita la formación de gases en el estómago. Se usa en dolores reumáticos y musculares, afecciones respiratorias (resfríos, gripes, bronquitis y sinusitis). La esencia de menta es estimulante del sistema nervioso, siendo ingerida usualmente como té o gotas.

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM), dice que no hay pruebas que sustenten propiedades antipiréticas o antiinflamatorias del aceite de menta. Las pruebas científicas que sustentan posibles mejoras en las molestias digestivas son preliminares.

Atención: Es importante no usarlo en menores de dos años, personas con cálculos biliares y mujeres que amamantan, ya que podría reducir el flujo de leche.

Manzanilla

Una de las mejores amigas del sistema digestivo: Ayuda a combatir los trastornos intestinales, gastritis, úlceras gastroduodenales, vómitos y digestiones lentas, muy adecuada para el dolor de estómago. Además, aumenta la secreción de bilis, protege el hígado, es diurética, antiulcerosa y alivia los dolores de la menstruación. Por su contenido de aceite esencial, ayuda también a cicatrizar y desinfectar heridas, al tener una acción antibiótica, antimicrobiana y contra los hongos. También ayuda frente a cuadros nerviosos.

La medicina tradicional ha empleado la camomila como antiinflamatorio, sedante e, incluso, contra las úlceras estomacales durante siglos. Hace poco un estudio británico dio con cuál era la gracia de sus propiedades: Eleva los niveles de dos sustancias (la glicina y el hipurato) que son relajantes musculares y nerviosos.

Ruda

¿Estresado? ¿Ansioso? ¿Problemas para dormir? Su hierba es la ruda. También tiene entre sus poderes ser antiespasmódico y un remedio digestivo. Su infusión es recomendada para trastornos digestivos y cólicos . Lo ideal es tomarlo después de las comidas.

Atención: Su consumo debe ser moderado ya que en grandes cantidades puede provocar hemorragias y convulsiones. Esta hierba está contraindicada en embarazadas y no se debe tomar de forma concentrada o durante mucho tiempo, ya que podría ser tóxica y producir úlceras, vómito y otros males.

De manera externa, se utiliza en dolores reumáticos, sarna, eccemas, conjuntivitis y hasta piojos.

Llantén

Saquen papel y lápiz para escribir el listado de beneficios que tiene esta planta: Tanto sus hojas como semillas y raíz tienen efectos antiinflamatorios, cicatrizantes, diuréticos, expectorantes, antisépticas, anticancerígenos y antibacterianas, además de ser utilizada en casos de úlceras estomacales. Su infusión es muy recomendada para sanar la tos y bronquitis.

Atención: Cuidado con hacer las infusiones muy concentradas, porque puede tener un efecto antihipertensivo o muy laxante. Además, las embarazadas deben evitar su consumo.

El doctor e investigador Carlos Kozel explica de forma acaba las propiedades de esta hierva en su libro “Consejero de Medicina Natural I: Plantas”.

Matico

Dicen que debe su nombre a un soldado español, que usó la planta para calmar una hemorragia y salió airoso de la situación. Es un poderoso cicatrizante en todo tipo de heridas, tanto internas (úlceras digestivas, disfunción hepática) como externas (cortes en la piel). Además de ser un buen analgésico, combate los hongos.

La evaluación farmacológica de extractos seriados obtenidos a partir de las hojas ha permitido demostrar las propiedades antiinflamatorias vía oral y tópica, analgésica vía oral, cicatrizante y antioxidante de los extractos hexánico, de diclorometano y metanólico, resultando más activos los dos últimos.

Toronjil/Melisa

Si no eres un «operado de los nervios», puede que esta sea la planta que te ayude a serlo. El toronjil se emplea frecuentemente en infusiones de relajación, contra la ansiedad y depresión, además de actuar como sedante y protector de la memoria. Se usa para reanimar desmayos, en problemas cardíacos como palpitaciones, para calmar los nervios y angustias, y dolores de cabeza.

Atención: Su uso no se recomienda en menores, embarazadas, mujeres en período de lactancia ni personas con tratamiento de hormonas tiroideas.

Preparación: echar una cucharada de la hoja en un litro de agua hervida y se toma hasta tres veces al día.

Albahaca

Además de su gran poder para transformar una pizza o un plato de tallarines en una delicia, esta planta también tiene propiedades medicinales. Se usa para combatir los cólicos, el dolor estomacal, estreñimiento, los dolores menstruales y los microbios. Es una gran compañera para cuando el cuerpo no sabe cómo adaptarse al estrés. Favorece la digestión y la expulsión de gases.

Preparación: echar una cucharada de hojas en un litro de agua recién hervida y no se debiera tomar más de una taza, tres veces al día. Cuando se quiera usar como laxante, se debe ingerir en ayuno o antes del almuerzo.

Boldo

Se hizo popular hace cientos de años por ayudar a la digestión y su rol como sedante. Las infusiones de hojas de boldo también son muy útiles para tratar el estreñimiento, además de favorecer la expulsión de los gases. Se recomienda para aquellas personas que padecen cólicos y flatulencias. También reduce el riesgo de padecer cálculos biliares y depura el hígado.

Atención: Las personas que tengan cálculos renales deben estar bajo vigilancia médica si quieren ingerir esta infusión. Además, el té no debe ser muy concentrado ni tomarse por tiempos muy prolongados.

Preparación: Su preparación y dosis es igual a la de las hierbas anteriores, y se debe evitar su uso en el caso de sufrir ictericia, de estar embarazada o tener menos de 10 años de edad.

Tomillo

Esta es otra de esas hierbas todo poderosas: Ayuda a disminuir los dolores estomacales, es un estimulante digestivo, antiséptica, rica en hierro por lo que ayuda a prevenir la anemia, ayuda a los dolores menstruales, funciona como un leve somnífero, y se usa en tratamientos contra parásitos intestinales y malestares respiratorios, que van desde amigdalitis hasta bronquitis. Hasta para el mal aliento sirve.

Atención: Se debe evitar en embarazadas y mujeres en etapa de lactancia, sin la vigilancia médica.

Romero

Avanzada la edad, la hipertensión se empieza a poner de moda. Bueno, entonces debería ir acompañada de infusiones de romero, porque ayuda a tratarla, al igual que la gente que sufre de sobrepeso y caída de pelo. También se usa como remedio natural para las personas con asma y problemas respiratorios en general, debido a que contiene sustancias antiinflamatorias que actúan sobre la inflamación pulmonar.

Atención: Se debe evitar su consumo en embarazadas y en caso de colitis o afecciones prostáticas.

¿Conoces otras hierbas medicinales? ¿Cuál recomendarías?

FUENTE: eldefinido.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.